Campo de Aplicación de la Osteopatía

Campo de aplicación de la Osteopatía

El campo en el que se conoce más a la Osteopatía es indudablemente el de las dolencias osteo-articulares y las contracturas musculares asociadas. Ejemplos de estos son: ciática, lumbago, tortícolis, dorsalgias, cervicobraquialgias, codo de tenista, tendinitis, bursitis, esguinces, fibromialgias, sindrome del tunel carpiano, sindrome del hombro congelado, etc.

Pero también la Osteopatía trata eficazmente dolencias diversas, en forma natural, sin la utilización de drogas que suelen acarrear trastornos colaterales, aunque es de destacar que la Osteopatía no pretende curarlo todo, y siempre es conveniente haber hecho la consulta médica y los estudios correspondientes a fin de descartar lesiones anatómicas u otras causas.

A continuación se describen algunas de las dolencias que pueden ser tratadas eficazmente con la Osteopatía, sin ser esta una lista exhaustiva:

. Dolores de cabeza: cefaleas, jaquecas sin causa aparente, neuralgia de Arnold, algia vascular de la cara, neuralgia trigeminal, cefaleas de origen digestivo, visual, menstrual, etc.

. Nariz, oido y garganta: rinitis, sinusitis, dolor de garganta, anginas y otitis repetitivas, zumbidos de oido, enfermedad de Meniere, disminución de gusto, olfato, audición

. Problemas pulmonares: bronquitis, tos, disnea, asma, enfisema

. Problemas cardio-circulatorios: Palpitaciones, arritmia, bradicardia, taquicardia, hiper o hipotensión, várices, hemorroides.

. Problemas digestivos: náuseas, trastornos de la vesícula biliar, estreñimiento, colitis, diarrea, dolores de estómago, hernia hiatal

. Problemas renales y urinarios: cistitis, infecciones urinarias repetitivas, insuficiencia renal, enuresis, incontinencia, dolores al orinar

. Problemas genitales, ginecológicos, sexuales: amenorrea, dismenorrea (dolores al menstruar), dolores o falta de sensibilidad durante las relaciones sexuales, trastornos de la menopausia, prostatismo, algunos casos de impotencia, frigidez o de esterilidad

. Problemas endócrinos: trastornos de tiroides, hipófisis, de crecimiento, de ovarios

. Otros: calambres, cansancio crónico, fatiga, insomnio y trastornos del sueño, vértigo, trastornos post operatorios.

Es en el campo de la prevención que la Osteopatía es particularmente eficaz, logrando evitar que las disfunciones se transformen en enfermedades crónicas y/o en lesiones anatómicas (ej. úlceras, artrosis, hernias, etc.), aunque ya instaladas éstas, la Osteopatía contribuye a aliviar y mejorar los efectos de las mismas.

Pueden tratarse personas de cualquier edad y estado físico. Es particularmente efectiva en los niños, gracias a que le lesión no tuvo tiempo de instalarse completamente.

Y dado que las técnicas osteopáticas son muy suaves, se pueden tratar tambien personas de edad avanzada, embarazadas, o con dolor muy intenso.

Es también muy recomendable para deportistas, bailarines, etc. dado que por su alto rendimiento y esfuerzos muchas veces se someten a lesiones que en su fase inicial perjudican su rendimiento y si no son tratadas, pueden devenir en lesiones importantes.

Contraindicaciones:

. En las enfermedades graves y en su fase aguda, como el cáncer, esclerosis múltiple, poliartrítis aguda (en fase de crisis).

. Después de un traumatismo fuerte, en caso de sospechar que exista alguna fractura.

. Siempre que el terapeuta tenga dudas en cuanto a la patología del paciente.

. Cuando el paciente experimenta dolor ante el tratamiento.

. Cuando existe una reducción total de la movilidad.